La Compañía Marco Flores, lejos de etiquetarse dentro de las corrientes preestablecidas en la actualidad, lucha por mantener un lenguaje propio. Crea desde la absoluta libertad, e inevitablemente se desvincula de cualquier tipo de cliché estético, clásico o moderno.

En 2010 se estrenó el primer espectáculo de la compañía, “DEFLAMENCAS”, elogio y reivindicación del universo femenino en el flamenco. Su segunda creación escénica, “TRÁNSITO”, supuso un intervalo introspectivo, donde Flores reflexionaba sobre su propio universo artístico. En 2013, la inspiración vino de las acciones y relaciones que surgen entre hombres, llamándose esa obra “LABERÍNTICA”, una propuesta que ha sucedido pionera y de referencia en la reivindicación de la temática LGTB en el flamenco. La siguiente producción, “PASO A DOS” (2015), es también –como Tránsito- una obra puente; sirvió de pretexto para homenajear el baile en pareja e invitar a la prestigiosa intérprete Olga Pericet a compartir escenario con Marco. Es en 2016 cuando lo intergeneracional activa el nuevo impulso de la compañía: “ENTRAR AL JUEGO” manifiesta el deseo de invitar a artistas de distintas edades, raíces, técnicas y experiencias artísticas; para sumirlos en un proyecto común, liberándolos de los roles jerárquicos que a menudo vienen impuestos a un artista por su edad o procedencia. En 2017 llegó “FASE ALTERNA”, donde Cía. Marco Flores nos descubre al propio cuerpo del intérprete como el asunto central de la obra: Veremos como todos y cada uno de los cuerpos que intervienen en el espacio escénico evolucionan, cambian, y nos sorprenden al inmiscuirse dentro de las distintas dimensiones que se les presentarán en el transcurso de la función. Su último espectáculo, “EXTREMA” (2018), es el primer solo de la compañía, donde Marco Flores se enfrenta en solitario a una propuesta que busca extremos o conceptos contrarios, que se acercan o se alejan mostrando nuevas lecturas y formas de si mismos: heterodoxo-ortodoxo, físico-emocional, etéreo-terrenal, unisexual-andrógeno…

Cía. Marco Flores es compañía residente de Los Teatros del Canal de Madrid, y goza de importantes reconocimientos, como el “Premio de la Crítica” del Festival de Jerez. Con cerca de una década de trayectoria, se ha situado como una de las compañías con mayor proyección internacional. Sus obras se han visto en teatros y festivales como Tanzhaus de Dusseldorf, Mercat de les Flors de Barcelona, Sadler’s Wells de Londres, Teatro Lope de Vega de Sevilla, Festival de Albuquerque (USA), Gran Teatro de Gotemburgo, Kuopio Dance Festival (Finlandia), Festival de Jerez, Festival Flamenco Madrid, Festival Internacional Madrid En Danza, Bienal de Sevilla, Suzanne Dellal de Tel Aviv,…